Mi experiencia con Japanese Camellia Cream de The Body Shop

21/06/2017

¡Hola cosas guapas! ¿Cómo váis?

 

Esta semana, aprovechando el ya oficial clima veraniego de sol y calor, he pensado en hablaros de la que sin duda, se ha convertido en una de mis cremas corporales favoritas de la temporada. 

Se trata de la Japanese Camelia Cream de la línea SPA of the world de The Body Shop. Una crema con una textura en mousse, de acabado sedoso y con un olor irresistible. 

 

 El bla bla bla...

 

La marca describe el producto como un ritual de relajación y explica que el aceite de camelia ,ingrediente protagonista de la fórmula, ha sido utilizado por las japonesas desde el siglo VIII, para suavizar e hidratar su piel. Añade que "la esencia desprendida por esta flor nos permite conectar cuerpo y mente en un momento de profunda paz". (La verdad que el olor del producto es una pasada)

 

El producto viene envasado en un tarro de plástico con cierre de rosca. Su precio asciende a 26.00€  y contiene 350ml. Como podéis ver, contiene mucha cantidad de producto y puedo añadir que el producto cunde bastante.

 

Acerca de la fórmula y sus ingredientes: 

 

INCI: Aqua/Water (SolventE), Shorea Stenoptera Seed Butter (Emoliente), Butyrospermum Parkii Butter/Butyrospermum Parkii (Shea) Butter (Hidratante y aocndicionador), Olus Oil/Vegetable Oil (Emoliente), Sodium Polyacrylate (Espesante), Parfum/Fragrance (Fragancia), Pentylene Glycol (Solvente), Camellia Oleifera Seed Oil (hidratante y acondicionador), Phenoxyethanol (conservante), Caprylyl Glycol (hidratante y acondicionador), Mangifera Indica Seed Oil/Mangifera Indica (Mango) Seed Oil (Emoliente), Hydrogenated Vegetable Oil (Emoliente), p-Anisic Acid (Estabilizador del ph), Benzyl Salicylate (Fragancia), Candelilla Cera (Emoliente), Sodium Hydroxide (Estabilizador del p), Disodium EDTA (gelificante), Linalool (Fragancia), Limonene (Fragancia), Citronellol (Fragrancia), Tocopherol (Antioxidante/ conservante)), Citric Acid (Estabilizador del ph).

 

Os he marcado en negrita los principios activos de la fórmula entre los que destacan una gran proporción de ingredientes ultra emolientes como la manteca de Ilipe (es similar a la de cacao: un 50% de sus triglicéridos son estearico-oleico-estearico, y el 35% palmitico-oleico-estearico)  el "olus oil" puro e hidrogenado (aceite de vegetales) de alto contenido en triglicéridos y ácidos grasos, aceite de mango y  cera de candelilla (esta cera se usa mucho como sustituto de la cera de abeja en cosméticos veganos). También contiene un agran proporción de manteca de karité, aceite de camelia y caprylil glicol que son activos muy hidratantes y nutritivos para la piel.

Lo demás excipientes son solventes, gelificantes, conservantes y perfume que le dan textura a la fórmula así como ese irresistible olor que posee.

 

 

Lo interesante del producto es la conseguida textura en mousse de acabado seco y que la hace perfecta para los menos amantes de las texturas grasas o que se quieran vestir a continuación rápidamente sin tener sensación de pegajosidad.

 

 

Mi experiencia

La combinación del olor, que es una auténtica delicia, y la textura en mousse, hacen que la experiencia de aplicar el producto se me haga muy agradable

Yo particularmente utilizo el producto por la noche tras la ducha. La textura no tiene nada que ver con el resto de las mantecas de la marca, de las cuales me declaro fan.  Se siente más ligero en la piel y la hidratación es algo menor que la que aportan las mantecas (al menos en mi caso personal y comparándolo con mi experiencia con las mantecas corporales de la marca). Por ello, recomiendo mucho este producto a todos aquellos que no se atreven con la densidad de las mantecas pero que  aún así, buscan una hidratación profunda para la piel del cuerpo. La crema de absorbe rápido de forma que puedes vestirme  inmediatamente sin que la ropa no se pegue al cuerpo.

 

El resultado en mi piel es sobre todo de suavidad  y  sensación de hidratación.

 

 

Conclusión 

Me gusta el olor, me gusta la textura y me gusta el resultado que deja en la piel. La fórmula es muy rica en activos hidratantes, nutritivos y emolientes exóticos y la textura está súper conseguida. ¿Qué más puedo decir? Es un producto muy sensorial que realmente te hace conectar contigo mismo mediante la aplicación. Por ello, es la clase de producto que a mí me gusta : fusión de efectividad y experiencia.

 

 

¿Conocíais este producto? ¿Algún fan de The Body Shop por la sala? 

Espero que os haya gustado.

Con amor,

M.

 

Please reload

Receta de mis tortitas de avena fáciles

#TheRoadTrip Capítulo 2- A yoga day (Sagres)

#TheRoadTrip Capítulo 1- La vida cambia (Tarifa-Sagre...

Receta de mi Hummus para los amigos

1/8
Please reload

© 2016 Todos los derechos reservados